¿Quién ama a Todrick Hall?
258
single,single-post,postid-258,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.2,vc_responsive

06 jul ¿Quién ama a Todrick Hall?

Toddy.hall

Cuando el talento se une al trabajo duro, la perseverancia y una creatividad apabullante, nace una estrella, tarde o temprano

Todrick Hall pudo haber sido uno más de los concursantes de American Idol, de esos que viven sin pena ni gloria sus quince minutos de fama y desaparecen de la memoria colectiva. Pero Toddy iba en serio cuando decidió ser una auténtica estrella.

Cuando le ves actuar, cantar o bailar te das cuenta en seguida de que es algo que no puede controlar: su talento es tan desbordante como inagotable. Cuando no tenía un duro ni dónde caerse muerto, trabajaba sin descanso para poder crear sus primeros vídeos. Youtube fue su canal de difusión y el medio por el que millones de internautas pudieron conocerle. Proyecto tras proyecto se volvía cada vez más ambicioso. “The Wizard of Ahhhs” supuso, probablemente, un antes y un después en su carrera fulgurante. Este magnífico homenaje al clásico del cine musical, “El Mago de Oz”, cuenta con la colaboración de un grupo también fuera de lo común, Pentatonix. Resultó una mezcla infalible para que millones de fans cayeran rendidos a sus zapatos de rubíes.

Su posterior gran proyecto le traería inesperados resultados.“Cinderoncé”, una versión del cuento de la Cenicienta con diversas canciones de Beyoncé como hilo conductor de la trama, fue una auténtica declaración de adoración hacia la diva. Y ésta no quedó impasible ante tal demostración. Beyoncé contactó con Toddy y le invitó a colaborar en la coreografía de uno de los vídeos de su último álbum, “Blow“. Para entonces, Hall ya había sido fichado por una conocida agencia de talentos, UTA, y su carrera avanzaba bajo la tutela de Scooter Braun, agente de artistas como Justin Bieber. Todrick pasó de luchar por pagarse el alquiler a vivir en un lujoso piso en Holliwood. En 2014 debutó en la lista de talentos del espectáculo de los30 under 30” de Forbes.

Pero este artista no sólo se atreve con elaborados vídeos musicales. Series como “Once upon a crime”, donde personajes de Disney se enfrentan ante los tribunales por disputas disparatadas, o “Pop Star High”, han tenido muy buena acogida entre sus fans. El caso de Pop Star High es probablemente  el paradigma de su modelo de negocio como artista 3.0. Esta serie está inspirada en la afamada Glee y tiene como protagonistas a las versiones adolescentes de estrellas del pop como son Lady Gaga, Beyoncé, Justin Timberlake o Taylor Swift. Cada capítulo incluye temas originales compuestos por Hall y un número musical con una gran puesta en escena. Al finalizar la serie, Todrick informó de que se puede adquirir el recopilatorio de todos los temas a través de la plataforma  i-Tunes.

Es evidente que el mundo de la música está cambiando -como ya comentamos en un post anterior- y que sólo sobrevivirán los que sepan adaptarse a él a la misma velocidad en la que evoluciona. Pero ¿qué pasa con aquellos artistas que nacen dentro del torbellino de la industria y son capaces de crear su propio modelo de subsistencia? Creo que tenemos mucho que aprender de quienes despuntan en las redes sociales y que están muy decididos a cumplir su sueño. Yo, por si acaso, seguiré la pista a Todrick Hall…

Más información sobre Toddy en este enlace.
Sin comentarios

Deja un comentario