Las 3 patas que sostienen a una empresa
967
post-template-default,single,single-post,postid-967,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.2,vc_responsive

10 Oct Las 3 patas que sostienen a una empresa

Dice un buen arquitecto que conozco que el soporte más estable para una superficie plana, como una mesa o un taburete, es tener tres puntos de apoyo, es decir, tres patas. En cierto modo, creo que este principio matemático se extiende a otros ámbitos de la vida. Por eso, en este nuevo espacio que hoy estreno en Cadena Azul Radio, con Juan Martínez, hablaremos de las 3 patas que sostienen a una empresa y de cómo sacarles el máximo partido a cada una.

¿Cuáles son las 3 patas de una empresa?

 

Antes de nada, quiero decir que este nuevo espacio, en mi blog y en la radio, está pensado para hablar con emprendedores o empresarios como tú, que quieren desarrollar sus negocios obteniendo los resultados que desean.

Como sabes, soy especialista en Comunicación Estratégica y emprendedora / empresaria, a partes iguales. Digo que soy emprendedora / empresaria porque tengo una empresa, pero sobre todo me considero emprendedora de pequeños y grandes proyectos con un desarrollo y un punto y seguido. Soy muy perfeccionista y tengo una visión muy personal de cómo llevar mi negocio, pero mantengo en mente que siempre habrá un margen para el error, para la mejora y el aprendizaje.

Mi empresa es mi laboratorio: en ella exploro y aprendo a ser una buena estratega, una buena proveedora de servicios, una buena compañera, una buena jefa, etc. El aprendizaje es constante y siempre hay cosas que mejorar, que pulir. La  búsqueda de la optimización es fundamental para lograr mejorar los procesos y la rentabilidad de la empresa. A veces la optimización es una cuestión de organización del tiempo, de gestión de recursos, de delegación de tareas. Pero es importante llevar un control global de todo el negocio y conocer cada pequeña labor, cada minúsculo rincón de tu proyecto. Tener una empresa es también seguir una intuición, asumir los riesgos y valorar por igual los aciertos y los errores.

En este nuevo espacio hablaremos de todo esto: comunicación, estrategia, emprendimiento, gestión del tiempo, gestión de los recursos, mejora constante, optimización de los procesos, oportunidades de negocio, asunción de riesgos, “digestión” de los propios errores, recuperación de la motivación, etc.

Podrías pensar, ¡vaya popurrí! ¿Cómo vamos a ver todo esto? Pues por empacho, no, desde luego. ¡Bastante empachosa puede ser la vida a veces!

Los contenidos del renovado espacio se van en episodios semanales estructurados en 3 grandes categorías, que son, desde mi punto de vista, las 3 grandes patas que sostienen a una empresa:

  1. TALENTO: puede ser lo que te apasiona o esa intuición que te indica el camino. El talento es fundamental a la hora de arrancar un proyecto empresarial. Pero quizás no tiene la forma que muchos piensan. Hablaremos de cómo detectarlo, explorarlo y usarlo en nuestro favor.
  2. CONSISTENCIA: este concepto engloba valores y principios, pero también una metodología de trabajo. Ser consistente implica ser honesto, coherente y constante; buscar siempre hacer las cosas lo mejor posible; estar dispuesto o dispuesta a hacer sacrificios y esforzarte por lo que crees que es justo (por ejemplo, en este sentrido podríamos decrir que “es justo que yo pueda ganarme la vida con mi talento y lucharé por ello”).
  3. COMUNICACIÓN: teniendo en cuenta que no se puede no comunicar, ésta pata consistiría en saber gestionar correctamente las herramientas de comunicación que tenemos a nuestra disposición, para alinearlas con nuestros objetivos. Dominar la comunicación también implica saber ser discreto. De hecho, la discreción se encuentra entre dos patas: la consistencia y la comunicación.

Así pues, a lo largo de los próximos episodios, abordaremos aspectos de estas tres patas. Los analizaremos, a veces con la ayuda de otros especialistas en campos complementarios o tangenciales, para dar claves o esclarecer dudas que nuestros oyentes puedan tener.

Como puedes ver, tenemos mucho material con el que trabajar y espero que me acompañes en este recorrido. Puede que te ayude a reflexionar sobre tu negocio y te dé alguna idea con la que hacer auténticas virguerías.

Las ideas son como hilos: cada uno las teje y les da la forma que se adapta mejor a sus necesidades. Clic para tuitear

ESCUCHA EL PODCAST AQUÍ

 

 

No te pierdas ningún episodio y todos los recursos gratuitos que estoy preparando. Suscríbete y recibe mis novedades directamente en tu bandeja de entrada.



¡Ah! También puedes compartir este post con a quienes creas que le puede resultar útil.

Hasta la semana que viene.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

 

1Comentar
  • ¿Web o blog? Los dos
    Publicado a las 16:11h, 24 octubre Responder

    […] ¿Recuerdas las 3 patas de la empresa que te contaba en el primer episodio? Pues el marketing de contenidos se sitúa entre las 3. Consiste en usar tu talento y tu conocimiento para generar artículos que puedan aportar información útil a tus usuarios. Imagínate ese tipo de explicación o aclaración sobre temas relacionados con tu trabajo que tus clientes te agradecerían que les hicieras. Ése es el punto de partida. […]

Deja un comentario