Tus derechos asertivos
474
single,single-post,postid-474,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.2,vc_responsive

01 nov Tienes derecho a ser asertivo

Nada es evidente. Y mucho menos saber ser asertivo…

 

¿Que no sabes lo que es la asertividad? Bueno, creo que no eres el único, puedes respirar tranquilo…

Hace unos meses, hablando con una querida amiga sobre el tema me di cuenta de que no es fácil explicar en qué consiste la asertividad, y en tono de broma me pidió que le hiciera una especie de guía a la que recurrir cuando quisiera actuar de manera asertiva y no supiera muy bien cómo enfocarlo. Es una idea que se me quedó en el fondo del armario, ahí, dándole vueltas.

El otro día, casualmente, tuve un afortunado reencuentro. Mientras me deshacía de lo viejo para dejar entrar lo nuevo, me topé con una antigua agenda en la que había anotado los Derechos Asertivos que otra persona significativa en mi vida me había enseñado por aquella época en la que la agenda se encontraba vigente. Y como sé que no es fácil ser asertivo en cada momento, confesaré que me los anoté en mi agenda para poder consultarlos en cualquier lugar, justo antes de que se me disparara el pulso y la mala leche.

Así que en honor a esas dos maravillosas personas y a favor de todo aquel que le interese, aquí os dejo la transcripción de esta magnífica lista (TIP: imprime este post y llévalo en la cartera o pégalo en la puerta de la nevera con un imán, si hace falta. Así lo irás digiriendo poco a poco, que a veces la mente necesita su tiempo para reaccionar):

  • Tienes derecho a ser tratado con respeto y dignidad.

  • Tienes derecho a equivocarte y ser responsable de tus errores.

  • Tienes derecho a tener tus propias opiniones y valores.

  • Tienes derecho a tener tus propias necesidades, y que sean tan importantes como las de los demás.

  • Tienes derecho a experimentar y expresar tus propios sentimientos, así como a ser tu único juez.

  • Tienes derecho a cambiar de opinión, idea o línea de acción.

  • Tienes derecho a protestar cuando se te trata injustamente.

  • Tienes derecho a intentar cambiar lo que no te satisface.

  • Tienes derecho a detenerte y pensar antes de actuar.

  • Tienes derecho a pedir lo que quieres.

  • Tienes derecho a hacer menos de lo que humanamente eres capaz de hacer.

  • Tienes derecho a ser independiente.

  • Tienes derecho a decidir qué hacer con tus tiempos, tu cuerpo y tu propiedad.

  • Tienes derecho a sentir y expresar dolor.

  • Tienes derecho a ignorar los consejos.

  • Tienes derecho a rechazar peticiones sin sentirte culpable o egoísta.

  • Tienes derecho a estar solo aún cuando otros deseen tu compañía.

  • Tienes derecho a no justificarte ante los demás.

  • Tienes derecho a no responsabilizarte de los problemas ajenos.

  • Tienes derecho a no anticiparte a las necesidades y deseos de los demás.

  • Tienes derecho a elegir entre responder o no hacerlo.

  • Tienes derecho a hablar sobre el problema con la persona involucrada y aclararlo, en casos límite en que los derechos de cada uno está del todo claros.

  • Tienes derecho a hacer cualquier cosa mientras no viole los derechos de otra persona.

  • Tienes derecho a escoger no comportarte de manera asertiva o socialmente hábil.

 

PD: Sí, es normal lo que sientes. Tómate unos minutos para digerir todo esto…

PD2: Bienvenido a una nueva etapa en mi blog y en mi vida. Espero poder compartir ambos contigo. 

2 Comentarios
  • Brinda conmigo
    Publicado a las 23:27h, 22 octubre Responder

    […] cuyos beneficios son tan ilimitados que no creo que nunca termine de descubrirlos todos. De los derechos asertivos no sabría decir cuál es mi preferido. Creo que depende del día. Recuerdo que cuando me los […]

  • Actitud emprendedora: asertividad
    Publicado a las 12:24h, 23 octubre Responder

    […] este espacio recordamos los 24 derechos asertivos que ya deberías saberte de memoria. ¿Que aún no es así? Pues no te pierdas el espacio […]

Deja un comentario